miércoles, 22 de abril de 2009

Bienvenue




En muchos casos, la experiencia sólo sirve para llegar a una satisfecha y cínica autocomplacencia y/o autocondescendencia. En otros muchos, nos lleva a la degeneración sin freno. Aunque quizá la sabiduría consista en caminar hacia la autodestrucción. La experiencia es una pistola calibre 45. La podemos utilizar para volarnos los sesos.

Incluso apoyarnos en la experiencia de terceros es complicado. La experiencia ajena es como un mandoble demasiado pesado que manejamos a duras penas. Hay gente que con ella consigue cortar las cabezas de los monstruos que les atormentan. Otros se lesionan porque todavía no saben manejar armas, y otra gente se termina cortando su propia cabeza sin darse cuenta.

Para arrojar luz con el faro de la experiencia en la buena dirección (hacia delante, hacia atrás, o hacia los lados, sea la que sea), hay que ser un acróbata vital.

Lo peor es que cuando al final llegamos a alguna conclusión interesante, es demasiado tarde.

O estamos muertos desde hace tiempo.

O todo lo contrario.

5 comentarios:

Cork dijo...

En el video:
Michel Cloup y los suyos haciendo de las suyas.

Jhonny Flash dijo...

Como mola esta canción, gracias!

Y tu texto tb como siempre crack

Anónimo dijo...

"Me autodestruyo para saber que soy yo y no todos ellos".

L.M.Panero

"Me autoconstruyo para dejar de ser yo y convertirme en todos ellos"
J. Lee

Dazet dijo...

Puedes acumular ensayos y errores propios o importados durante años, pero igualmente te estará esperando al doblar la esquina el mismo piedro que, a fuerza de tropiezos, encaja cómodamente con el empeine de tu zapato.
Y ahora con la crisis, ni te cuento.

Anónimo dijo...

Pues a penas sabria que decir de la experiencia,yo no tengo.

Y no tengo porque no me interesa en absoluto la realidad oficial.Es una pena ,si, que para vivir necesitas comprender como funciona el engranaje universal que trata de crear una normativa fria para que sea posible una convivencia civilizada a ser posible.

Normativas,grupos,medidas cientificas...toda esa realidad fria como una cocacola recien comprada.Hijos de la grandisima puta...

Quiero pasar 100 años seguidos en un cabaret escuchando un play back de regina do santos interpretado por regina do santos.