domingo, 27 de enero de 2008

Ensayo-conspiranoia número cinco sobre la sociedad post-industrial: He visto OVNIS con mi familia. Lenguaje deturpado y encuentros en la tercera fase.


Imágen:

L´OVNI des Pyrénées ne mérite pas d´atterir dans l´eau salée, de René Magritte (imágenes google)

Extracto de un teletipo reciente de la Agencia AFP:
“El segundo en rango del gobierno japonés cree en los ovnis
TOKIO (AFP) - El segundo en rango del gobierno japonés, Nobutaka Machimura, afirmó este martes que está convencido de la existencia de los Objetos Volantes no Identificados (OVNI), que explicarían las existencia de las líneas de Nazca en Perú.”


"Personalmente, estoy completamente convencido de que existen", afirmó el ministro.(…)
"No hemos planteado ninguna medida a tomar en caso de que los OVNIS sobrevuelen el país", agregó el comunicado.(…)”

---

Yo no es que crea también en los OVNIS, es que los he visto con mis propios ojos, y no (por ello) me considero un freak terminal, ni pretendo que la Agencia AFP o Crónicas Marcianas vengan a entrevistarme.





A menudo, durante el verano en el campo toledano, cenando a la luz de un lumigás unas, pongamos por caso, patatas con costillas y hormigas (estas últimas, autoinvitadas en el plato, muy proteicas y recomendables)...

HE VISTO OVNIS EN FAMILIA.

Luego, hemos especulado tranquílamente acerca de qué serían esos OVNIS: probablemente aviones, satélites, antenas de la radio etc, etc, lo cuál en algunos casos ha sido corroborado por los hechos al instante o al cabo de un tiempo, por lo que han dejado de ser OVNIS. Pero otros, seguirán siendo OVNIS para nosotros por los tiempos de los tiempos.

OVNIS. vaya si los hemos visto. Con la oscuridad del campo, uno ve OVNIS, y sobre todo escucha el movimiento de OTNIS a mansalva (Objetos terrestres no identificados).

Pasar cerca de un OTNI no quiere decir que hayamos tenido un contacto con un ser extraterrestre. De hecho, puede que ese mismo OTNI se cruce a la mañana siguiente con un cazador y termine convertido en una perdiz escabechada. Y puede entonces, esta vez sí,que cierto comensal tenga una experiencia en la tercera fase, ello en función de la maestría del cocinero.

Nuestro querido Nobutaka no cree en los OVNIS. Al contrario, cree en la existencia de unos objetos muy concretos: naves voladoras de naturaleza extraterrestre que han visitado la Tierra y se han liado a trazar dibujos en el Altiplano peruano. Lo cual es muy diferente.

Creer en los OVNIS no tiene ningún sentido, es un absurdo conceptual equivalente a creer en la caspa o en los chillidos.