jueves, 3 de enero de 2008

Siete ensayos sobre el postmodernismo y la sociedad postindustrial


No, no, tranquilos.
Por el momento sólo quería desearos a todos un feliz año nuevo...

5 comentarios:

croquis dijo...

Y a ti, G., un feliz cumpleaño nuevo!

Anónimo dijo...

Feliz subsunción real del trabajo en capital versión 2008!

Nombre y Apellidos.

Jhonny Flash dijo...

Jajajajaja

ali omar dijo...

Sin olvidar la posthistoricidad derridiana del hombre posthistórico. Es de cajón, ¿no?
Stay sick and have fun for 2008 and far beyond. Now!! Motherfuckeeeers

Rodolfo Plata dijo...

EL CRISTIANISMO PURO es eterno y puede soportar los cambios de paradigmas que se dan en el devenir, enfocarse de diversas maneras y enmarcarse en diferentes contextos, culturas, modelos y religiones; de todas maneras permanece inmutable. Debido a que la doctrina y la teoría de la trascendencia humana que Cristo ilustró y predicó, tiene un valor genérico y universal; por ello, pudo injertarse al judaísmo y mantenerse en el oscurantismo privado de la luz de la razón durante dos milenios, sin asfixiarse, cegarse o morir. Y también puede enmarcase en el helenismo, el hinduismo, el budismo, el sufismo. Soportar el cambio de paradigmas, y crecer y desarrollarse en el ateismo, el desarrollo humano, el empirismo, el escepticismo, el humanismo, el misticismo, la nueva Era, la modernidad, la post modernidad, racionalismo, y el sincretismo. El reto es sacar el cristianismo del oscurantismo judío, a fin de que la trascendencia humana refleja en Cristo ilumine al mundo. http://www.scribd.com/doc/42618497/Imperativos-Que-Justifican-y-Exigen-Urgentemente-Un-Nuevo-Enfoque-Del-Cristianismo-a-Efecto-De-Afrontar-Con-Exito-La-Crisis-De-La-Modernidad